Atención telefónica

Qué son las competencias profesionales

Qué son las competencias profesionales

Las competencias profesionales son el conjunto integrado de habilidades, conocimientos y aptitudes que se necesitan para desempeñar un empleo determinados o algunas actividades profesionales. 

Cada puesto de trabajo requiere de unas competencias distintas, por lo que, dependiendo de tu objetivo profesional, necesitarás desarrollar unas u otras. Por eso es importante que conozcas cuáles son tus áreas de mejora y buscar las mejores opciones para desarrollar esas habilidades.

 

Niveles de competencias 

Básicas: son las capacidades intelectuales que tiene cada persona e indispensable para el proceso de aprendizaje de una profesión. Dentro de ellas encontramos competencias cognitivas, técnicas y metodológicas, las cuales son adquiridas en los distintos niveles educativos y también necesarias para el desarrollo personal.

Podrían organizarse de la siguiente manera:

  • Competencia en comunicación lingüística.
  • Competencia matemática. 
  • Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. 
  • Competencia social y ciudadana.
  • Competencia cultural y artística. 
  • Autonomía e iniciativa personal. 
  • Tratamiento de la información y competencia computacional. 

Competencias genéricas: son los atributos que deben tener los egresados universitarios independientemente de su profesión, es decir, todos aquellos aspectos genéricos de los conocimientos, habilidades y destreza que tiene todo profesional.

Entre ellas, encontramos las siguientes:

  • Competencias sistémicas.
  • Competencias instrumentales. 
  • Competencias interpersonales. 

Competencias específicas: son los atributos que se obtienen a lo largo de los estudios universitarios. Se pueden dividir en:

  • Formación disciplinar (conocimiento teórico).
  • Formación profesional (conocimiento práctico). 

Estos tres niveles son complementarios entre sí en el proceso del aprendizaje.

 

Tipos de competencias

Las competencias profesionales se pueden clasificar en estos dos grupos:

Competencias técnicas también llamadas específicas o hard skills. Son las asociadas a determinados puestos de trabajo y son esenciales para desarrollar una actividad laboral determinada con éxito.

Un ejemplo podría ser una persona que se ha formado en cocina y tendría que haber adquirido unas competencias técnicas como el uso de cuchillos, técnicas de cocción de alimentos u organización de la cocina.

Estas competencias son diferentes en cada profesión y se adquieren mediante la realización de formaciones específicas.

 

Las competencias transversales o también denominadas soft skills son aquellas habilidades, conocimientos y actitudes que pueden ser generalizados a cualquier entorno laboral, es decir, se pueden poner en práctica en distintos tipos de profesiones.

Estas sirven para desarrollar diferentes ocupaciones y se van adquiriendo en diferentes contextos, no necesariamente siempre ocurre en el ámbito laboral. Por ejemplo: el trabajo en equipo, iniciativa, pensamiento crítico, inteligencia emocional o adaptabilidad.

Este tipo de competencias son fundamentales en tu perfil profesional, ya que te permiten diferenciarte de otras personas con la misma formación y experiencia.

Además, estas competencias también deben incorporarse en el currículum como elementos identificadores de una actitud profesional adecuada.

 

Por ello, es importante que analices tu perfil para conocer con detalles tus características personales y las competencias que te diferencian de los demás y te ayudarán a conseguir una mejor marca personal.

 

Y es que los procesos de selección de la actualidad son muy especializados, ágiles y precisos, por lo que hay competencias muy valoradas que te recomendamos trabajar.

Algunos ejemplos de las más importantes son:

La resolución de conflictos. Significa saber tomar buenas decisiones ante situaciones difíciles en la empresa.

Planificación y organización para conseguir aprovechar el tiempo y los plazos de cada actividad a realizar.

Habilidades comunicativas. Significa tener la capacidad para comunicarse de forma eficaz y coherente al igual que desarrollar la estucha activa o la inteligencia emocional.

Creatividad. Contar con un enfoque innovador puede dar lugar al surgimiento de nuevas oportunidades.

 

Así que no dudes en trabajar estas cualidades tan altamente valoradas por las empresas actualmente y lograr mejores resultados gracias a los cursos de formación de Grupo Eurocampus.

Llevamos más de 20 años formando a miles de canarios y a nivel nacional con formación adaptada a todo tipo de necesidades. Por eso, somos el centro formador de referencia en Canarias y trabajamos cada día para responder a las necesidades laborales del mercado y que puedas conseguir la excelencia y mejores resultados en el ámbito laboral.

 

Descarga la guía gratis: Guía para elegir el mejor tipo de formación para tí.

Etiquetas:
Formación